Senior Bumers: El momento de planificar nuestro futuro y nuestra vivienda.


¿Dejar mi casa?… ¡Pues si es para mejorar!

Nuestro hogar siempre está donde estamos más cómodos
En casa hasta el final: Otro mito que estamos rompiendo los Senior Bumers

          La Segunda Edad nos brinda la oportunidad y a la vez nos obliga a plantearnos, en base a nuestras circunstancias, experiencia y mayor conocimiento tanto del mundo como de nosotros mismos, la manera en la que queremos vivir el resto de nuestra vida.



           Ser capaces de conservar la autonomía necesaria para mantener la calidad vida, socializarnos y poder seguir tomando decisiones sobre los temas que nos afectan se convierte en una prioridad y la principal aspiración a medida que vamos siendo conscientes del paso del tiempo.


          La vivienda es uno de los epicentros de nuestro estilo de vida, a la que condiciona irremisiblemente, de modo que “dónde viviremos” se convierte en una de las más importantes decisiones que habremos de tomar al afrontar nuestro futuro.

 


“Yo de mi casa no me muevo”: Adiós al mito.


      Ha caducado el modelo en el que eran nuestros hijos quienes nos recogían en sus casas y cuidaban de nosotros hasta el final. Tampoco nos resulta válida la opción de la residencia en el sentido tradicional y la realidad es que pensar en esta opción suele provocar “un nudo en el estómago”.  Los Senior Boomers tenemos que enfrentarnos a una realidad diferente y mucho más emocionante.



          Ahora, con tiempo suficiente para propiciar los cambios que permitan crear un contexto atractivo, es el momento de revisar las opciones y promover nuevas e interesantes iniciativas.


La vivienda: Un mito que romperán los Senior bumers

          Las innovaciones tecnológicas permiten continuar en la propia vivienda durante mucho más tiempo y, sin duda ninguna y aunque ya existen algunas opciones muy interesantes en este sentido, han de surgir multitud de proyectos de todo tipo que ofrezcan servicios a domicilio y especialistas en su adaptación a las circunstancias particulares, evitando el desplazamiento cuando éste no sea posible.


       Pero la realidad es que actualmente están surgiendo nuevas alternativas que  van contra el prejuicio de suponer que somos independientes porque seguimos viviendo en nuestra casa, una idea muy limitante que puede producir aislamiento y menguar nuestra calidad de vida por un simple problema de movilidad.



¿Has pensado en la posibilidad de tener que dejar tu casa con los años? ¿Existe algún motivo que pudiese acelerar esta decisión?

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

senior bumers

Suscríbete

Recibirás nuestras Newsletters y últimas noticias

You have Successfully Subscribed!