9 ventajas de los Programas de Mentoring

9 ventajas de los Programas de Mentoring

Razones por las que el mentoring llega para quedarse.

Entendemos por mentoring la relación formal o informal entre dos personas – un mentor (senior que normalmente se encuentra fuera de la cadena de mando o supervisión) y un empledo tutelado (junior) y tiene una importante influencia en el crecimiento profesional. Su principal objetivo es el desarrollo del protegido o mentee en áreas específicas para facilitar la realización un determinado programa con éxito.

A menudo, las organizaciones empiezan creando programas de mentoring por un estricto sentimiento de responsabilidad hacia la sociedad pero la realidad es que, una vez implementados, los motivos cambian puesto que estos programas aumentan la productividad de la empresa y favorecen el desarrollo de las carreras profesionales. En conclusión, aumentan los beneficios.

Pero los programas de mentoring de éxito no ocurren simplemente. No es suficiente con contar con la ayuda de un mentor “a secas”. Las organizaciones deben primero hacer un estudio del negocio y ver las áreas en las que se debería dedicar tiempo, atención y recursos para llevar a cabo un proceso formal de mentoring en el trabajo.

Las razones para poner en marcha un programa de mentoring deben estar ligadas a los objetivos de negocio de la organización. Por ejemplo, si una empresa prevé un rápido crecimiento, un mentor podría preparar a los empleados con potencial para futuras posiciones de dirección.

En líneas generales, la respuesta la encontramos en el hecho de que El mentoring brinda beneficios al empleado tutelado, a su mentor y a la empresa pero para ser más concretos, enumeramos algunas de sus importantes ventajas:

  1. En el proceso de aterrizaje, el mentoring facilita la adaptación de los recién llegados. Un mentor aporta identidad profesional, ayuda a interiorizar los valores de la profesión y a comportarse y entender que significa ser un buen profesional.
  1. Amplia la perspectiva del empleado tutelado, proporcionando oportunidades para que contribuya a niveles más altos.
  1. Permite que la plantilla más competente y experta trasfiera su experiencia a aquellos que necesitan adquirir habilidades específicas evitando que se invente la rueda una y otra vez.
  1. Permite la transferencia de valores, visión y misión de la organización con lo que facilita la comprensión de la cultura de la compañía y facilita los cambios cuando son necesarios.
  1. Los mentores ayudan a los empleados a planificar, desarrollar y dirigir sus carreras. Les enseña a ser más resilentes en tiempos difíciles, dotándoles de una mayor seguridad en sí mismos y una mayor responsabilidad para con sus subordinados directos.
  1. Lleva al desarrollo de competencias de liderazgo, unas competencias que se adquieren con más facilidad a través del ejemplo y la práctica o la experiencia guiada que a través de cursos y clases. El mentor completa la educación formal de los trabajadores más competentes con su conocimiento y experiencia ganada sobre el terreno y tiende un puente entre la teoría y la práctica.
  1. Las habilidades de comunicación del mentor son un excelente modelo de comportamiento para las personas que trabajan de departamentos vinculados con el servicio al cliente y ayudan a cultivar las actitudes correctas.
  1. Los procesos de mentoring contribuyen a la permanencia de la plantilla ya que dan lugar a un entorno en el que tienen lugar interacciones, coaching, enseñanza ofreciendo un modelo que facilita la progresión dentro de la organización. Ayuda a establecer una cultura empresarial que es atractiva para el top talent que siempre clama por más oportunidades y muestra a los empleados que son valorados e incluidos en el futuro de la compañía.
  1. El mentoring mejora los objetivos de contratación al ofrecer incentivos adicionales a los candidatos. Hace más atractivas a las organizaciones y da como resultado empleados más fieles.

 


¿No crees que aún no existen suficientes vías para que se produzca la transferencia de conocimiento en las empresas ?

¿Te parece que el mentoring es una manera adecuada de permanecer en el mundo laboral?

Discriminación versus  igualEdad

Discriminación versus igualEdad

Poner en marcha políticas contra la discriminación por edad, uno de los mayores retos del siglo XXI

La edad no es un problema sino un logro. El reto del revolucionario cambio demográfico de este siglo , tanto en los países desarrollados como en los no desarrollados, exige la conciencia y la realización de grandes esfuerzos que logren que la puesta en marcha de políticas de edad se encuentren entre las prioridades de la agenda social durante el irreversible proceso de globalización. Todas las personas, de todos los países, de todos los sectores de la sociedad, individual y colectivamente, son llamados a unirse a compartir una visión de igualEdad hacia las personas de todas las edades.

La discriminación es el trato diferente y perjudicial que se da a una persona por motivos de raza, sexo, ideas políticas, religión o edad.

La discriminación por edad es un problema que afecta a los dos extremos de la población en edad de trabajar y para luchar contra ella es necesario ir mucho más lejos en la aplicación de medidas que terminen con los prejuicios.

Todos hemos visto y oído multitud de ejemplos de injusticias producidas en razón de la edad, especialmente cuando hablamos de temas como ascensos o nuevos contratos que se producen sólo si “la cara encaja” lo que quiere decir que, para mucha gente, el talento no es suficiente para superar los prejuicios.

La discriminación está presente cuando se da un trato diferente o inferior en cuanto a los derechos y la consideración de las personas y aunque muchas compañías ya tienen sólidas políticas de gestión de la diversidad, la edad es un punto apenas contemplado y, en el caso de que se contemple, la realidad demuestra que no se aplica en todas las áreas/departamentos,  y  debe ser dirigido

Evitar la exclusión de individuos con talento de las empresas exige que los empresarios hagan todo lo posible por evitar la discriminación y los favoritismos de cualquier clase.

Actualmente, cuando las empresas consideran incrementar la diversidad de sus equipos, suelen dirigir sus esfuerzos hacia la contratación de mujeres o de grupos minoritarios con poca representación. Pero hay un importante aspecto de la diversidad en el lugar de trabajo que pocas empresas atienden: La edad.

Y no nos cansamos de decirlo, los individuos de la generación del Baby Boom, los senior de hoy, las personas que nos encontramos en la segunda mitad de la vida, representamos un importante porcentaje de la población en edad de trabajar y parece que una inmensa mayoría continuará trabajando después de la edad de jubilación, ya sea por elección o por necesidad.

La discriminación por edad va en contra de los intereses de las empresas. Puede que nuestra generación no sea la novedad y que no seamos los más versados en las últimas tecnologías pero hay poderosas y numerosas razones que hacen que nuestra presencia en los equipos de trabajo de las organizaciones sea muy rentable.

La “sabiduría” viene con la edad y los senior aportan cosas como la experiencia que lleva a tomar mejores decisiones, liderazgo, habilidades de comunicación inter-personal, una perspectiva diferente, credibilidad, adaptabilidad, etc. Por otro lado, somos percibidos como más amigables, con unos estándares morales más elevados y como más competentes que nuestros colegas más jóvenes

En definitiva, son innumerables los beneficios de una fuerza de trabajo inter-generacional, un buen equipo en el que todos ganan pero hay que superar algunos prejuicios y la plantilla más joven ha de entender que la edad no es un obstáculo y que no se puede  pasar por encima de las décadas de vida y experiencia de la plantilla de más edad.

La clave está en que cada uno se pregunte ¿en qué puede ayudarme esta persona?


¿Has experimentado en tus propias carnes o visto de cerca  discriminar a alguien por motivos de edad en tu lugar de trabajo?

¿Propondrías alguna acción específica para evitar o  paliar la discriminación por edad en el entorno laboral?

6 Ejemplos de cosas que ganamos con la edad

6 Ejemplos de cosas que ganamos con la edad

Algunas de las cosas que, con mayor o menor trascendencia, ganamos con la edad.

Agobia bastante escuchar una y otra vez el efecto negativo que la edad tiene sobre nuestro cuerpo. Es verdad que perdemos pelo y que, desde que cumplimos 40 años, menguamos de media unos 1,27cm cada década (Harvard Medical School). Pero no todo es malo y hay cosas que ganamos con la edad.

Aunque es evidente que se va haciendo más difícil endurecer algunas partes de nuestro cuerpo, lograrlo no es imposible. Y hay ocasiones en las que nuestros cuerpos se vuelven más fuertes y mucha gente muestra incluso una mayor resistencia. El cuerpo parece encontrarse en su mejor momento alrededor de los 35 años pero también es verdad que, después de nuestro 35 cumpleaños, no se produce un deterioro significativo relacionado con los años durante décadas.

Pero más allá de la resistencia y forma física, hay 6 maneras en las que nos hacemos más fuertes y ganamos con la edad:

  • MENOR “MANTENIMIENTO”

Si, perdemos pelo pero lo que ganamos con la edad es que se reduce la producción de grasa así que no tenemos que lavarlo con tanta frecuencia. Además, muchas mujeres perciben que su piel se vuelve más limpia y nítida como resultado de la estabilización del nivel de hormonas. Después de los 50, la secreción de grasa se reduce también en los hombres.




  • MENOS CATARROS

Cuando las personas alcanzamos la mitad de la vida, nos hemos hecho inmunes a una gran cantidad de las infecciones. Lo que ganamos con la edad es tener menos posibilidades de pasar los inviernos acatarrados ya que es menos probable que enfermemos. La American Lung Association dice que los adultos contraen catarros entre 2 y 3 veces al año mientras que los niños lo hacen entre 6 y 8 veces. Aunque en el caso de la gripe y debido a las mutaciones del virus,  conviene hablar con el médico sobre la conveniencia de vacunarse.





  • DIENTES MENOS SENSIBLES

Los dientes son más sensibles entre los 25 y los 30 años. Con la edad, la capa entre el esmalte y los dientes contiene más dentina y eso significa mayor aislamiento y menor dolor y sensibilidad.  También ganamos con la edad una ventaja añadida: Facturas menos dolorosas.

  • MAYOR SATISFACCIÓN SEXUAL

Un estudio llevado a cabo en 2012 demostró que la satisfacción de las mujeres aumenta con la edad, incluso a pesar del declive del deseo sexual. Los resultados coincidieron con otro estudio que puso de manifiesto que la mayoría de mujeres de más de 50 años estaba entre moderadamente y muy satisfecha con su vida sexual. En términos generales, los expertos afirman que en la segunda mitad de nuestra vida ya hemos aprendido como hacer felices a nuestros compañeros y la realidad es que las personas estamos más abiertas a comunicar nuestros deseos a medida que pasa el tiempo.






  • MENOR NIVEL DE ESTRÉS

Mucha gente afirma estar más contenta y menos estresada en la segunda mitad de su vida. Una gran encuesta realizada en 2010 demostró que las emociones negativas como el estrés y la rabia se suavizan y afectan mucho menos a las personas mayores de 50 años. El autor de este estudio (Arthur A. Stone) dijo que esto podría deberse a los cambios en el entorno, a los cambios psicológicos que nos llevan a ver el mundo de otra manera, o incluso a los cambios biológicos –como la química del cerebro o cambio endocrinos.  En cualquier caso, y es algo que ganamos con la edad,  hay razones médicas que mantienen nuestros niveles de estrés más bajos a medida que pasan los años.

  • MEJORA EN LA TOMA DE DECISIONES

Aunque a menudo nos pintan como personas despistadas y olvidadizas desde que empezamos a vivir la segunda mitad de nuestra vida, muchas investigaciones dejan cada día más claro que las habilidades cognitivas se mejoran con los años. La mente nunca deja de crecer. Y parece que en la Segunda Edad somos mucho mejores en la toma de decisiones financieras ya que nuestras habilidades para razonar se han vuelto “afiladas”. Ganamos con la edad el ser más capaces de “ver el dibujo entero” en lugar de perdernos en los detalles.


¿No es verdad que, a pesar de todo lo que a veces nos predisponen en contra de ir cumpliendo años, de alguna manera una buena parte de nosotros se siente muchísimo mejor que antes?

¿No crees que estas 6 cosas son sólo un pequeño ejemplo de la gran cantidad de asuntos en los que mejoramos con la edad?

Identificar nuestra pasión en la segunda mitad de la vida

Identificar nuestra pasión en la segunda mitad de la vida

A veces lo mejor empieza en el medio.

¿Qué es lo que nos evita echarnos años encima a toda velocidad  en la segunda mitad de la vida?. ¿Qué nos proteje e impide que enfermemos de forma innecesaria?. ¿Qué es aquello que nos mantiene alejados de la amargura, dependencia, miedo, resentimiento, sarcasmo y soledad?: “LA PASIÓN”.

Y tú, ¿tienes una pasión?.  Si no la tienes, ¿cómo puedes identificar este deseo que todo lo consume y que según algunas importantes autoridades es la causa del aumento y progreso de la vitalidad en la segunda mitad de la vida?

A continuación puedes encontrar algunas reflexiones que podrían ayudarte:

EL TEST DEL PLACER

Conocido por algunos como el “TEST DEL TIEMPO VUELA”. ¿Realizas alguna actividad que te haga perder la noción del tiempo?  ¿Qué es eso que estás haciendo cuando en ocasiones miras el reloj y no puedes creer el tiempo que ha transcurrido sin que te dieras cuenta?  Algunos autores contestan: “La pasión es lo que te permite perderte en algo”.

¿Qué es lo que te da tanto placer que te distrae de todo lo demás?

Para algunas personas esta pregunta es muy difícil de responder. En muchas ocasiones hemos invertido la primera mitad de nuestra vida intentado sencillamente responder a las expectativas de los demás – padres, espos@, hijos o jefes-. La realidad es que ellos no tienen ni la menor idea de qué es lo que realmente nos produce placer.

Así que reflexiona y experimenta; ¿Cuáles eran los sueños y anhelos de tu juventud?  ¿Qué es eso que siempre has querido pero que siempre has tenido miedo de intentar? Y, ¿qué es lo que te frena?

EL TEST DE LA TRASCENDENCIA

Algunas personas piensan que la pasión de la segunda edad se encuentra en la realización de una actividad física, como montar en bicicleta, aprender a tocar un instrumento,  tirarse en paracaídas o escalar. Pero una verdadera pasión es más que eso: Trasciende nuestras actividades.

Lo que debemos preguntarnos es: ¿Por qué me tiro en paracaídas o quiero aprender a tocar un instrumento? Ahí es donde se encuentra nuestra verdadera pasión. Si eres capaz de responder a esta pregunta, serás capaz de identificarla y podrás ir tras ella, incluso si has perdido habilidad o has dejado pasar oportunidades para realizarla.

Una verdadera pasión debe trascender el mero placer personal. También ha de hacer algo por los demás. Debe hacer del mundo un sitio mejor.

María, escaladora y una excelente amiga suele comentar: “Adoro subir montañas, el campo y los paseos. El riesgo y la emoción cuando lo hago me produce un enorme placer pero, tras pensarlo durante algún tiempo me he dado cuenta de que no lo hago sólo por mi. Posiblemente la razón es que siempre he tenido que enfrentarme a la desilusión y he tenido que salvar numerosos obstáculos para alcanzar las metas que me proponía a lo largo de toda mi vida, creo que mi verdadera pasión es llevar esperanza a la gente, especialmente a aquellos que se sienten más desanimados y hacerles darse cuenta de las inmensas posibilidades que existen tras un poco de riesgo”.

Un músico podría tener la pasión de traer belleza y alegría al mundo, un escritor podría desear inspirar a otros, un ciclista podría amar la camaradería de los amigos que se hacen en estas rutas.

EL TEST DEL SIGNIFICADO.

Ross Goldstein dice que la pasión de la segunda mitad de la vida nos aportar energía y nos motiva. “Es la fuerza que nos impulsa y nos guía y alrededor de la que organizamos nuestras vidas”.

Este es probablemente el aspecto más práctico y útil de nuestra pasión. Identificar nuestra pasión en la Segunda Edad nos ayuda a tomar grandes decisiones y a encararlas.

¿Qué carrera deberíamos perseguir en la segunda mitad de nuestra vida? ¿Qué haremos con nuestro tiempo libre? ¿Dónde viviremos?

Todas estas preguntas se responden mucho mejor si buscamos las respuestas a la luz de nuestra pasión. ¿Qué carrera nos permite y hace más fácil seguir los deseos de nuestro corazón?, ¿cuál es el tipo de ocio que alimenta nuestro “fuego”?, ¿qué lugar es el que me facilita más la realización de mi sueño?.

Por todo ello, ¿tienes una pasión en la vida? Si no estás seguro, tómate tu tiempo y empieza a identificarla. Entonces, persíguela con todo tu corazón y experimenta la fortaleza de la Segunda Edad, una fortaleza desconocida en la juventud.

 


¿Conoces algún camino alternativo que te permita reconocer una verdadera pasión?

¿No crees que la realización de tu “pasión” se vuelve una de las prioridades en la Segunda Edad?

Coaching: Tras la pista de una nueva profesión para senior.

Coaching: Tras la pista de una nueva profesión para senior.

Demasiado jóvenes para retirarnos.

Las aspiraciones de los senior están cambiando y la ambición por jubilarse está dando paso al anhelo por continuar con el desarrollo personal  y profesional.  En muchos casos, el espíritu emprendedor irrumpe con fuerza en la segunda mitad de la vida y una de las llaves que consigue abrir más puertas a los emprendedores que se encuentran en esta etapa es el coaching, tanto profesional como personal. Esta vocación profesional se basa, entre otras cosas, en la experiencia tanto de la vida como de los negocios por lo que los senior son enormemente aptos para su desarrollo

El coaching es la práctica que se enfoca en los talentos existentes y los canaliza para crear verdadero significado y empoderar a la persona con el fin de transformar su vida.

La industria del coaching ha experimentado un enorme crecimiento en los últimos años, una explosión que responde al aumento de su demanda desde todos los ámbitos. De hecho, una encuesta realizada por The Hay Group (consultoría internacional de Recursos Humanos), apunta que entre el 25 y el 40% de las grandes compañías utiliza coaches ejecutivos. Esta realidad queda reflejada también en España donde este año tendrá lugar la 2ª Feria Expo-congreso  “EXPOCOACHING” (IFEMA – 15, 16 y 17 de abril).

Los senior del siglo XXI traen consigo experiencia, habilidades, contactos, energía y otros recursos necesarios para el desarrollo de oportunidades empresariales como el coaching. Sus carreras han llegado a un punto en el que pueden capitalizar su experiencia y a menudo compartirla y “ofrecérsela” a otros. El coaching no sólo nos ofrece  la posibilidad de ayudar a los demás, también nos permite tener ingresos, algo prioritario para muchos senior y, en ocasiones, estos ingresos se convierten en sustanciales cantidades de dinero

El coaching es y será, cada vez más, una magnífica respuesta a las inquietudes de multitud de senior que buscan desarrollar una segunda o tercera carrera profesional. Se da la circunstancia de que en el coaching  confluyen, además, valores que coinciden  con los de muchos individuos que empiezan a vivir o ya se encuentran viviendo la segunda mitad de su vida: Devolver a nuestro entorno una parte de lo recibido y empoderar a otras personas  para que sean capaces de vivir sus sueños.

“Considero que mis 35 años de experiencia en dirección de equipos, incluyendo mi puesto como Ceo de una gran empresa multinacional durante una larga temporada y mi propia vida, son la base ideal para emprender un negocio de coaching. He pasado por las subidas y bajadas de cada trabajo que he desempeñado y he luchado para construir negocios de éxito. Este es el bagaje que me permite ayudar a otros directivos a manejarse con éxito ante experiencias similares mucho más rápidamente que si fueran solos”, dice mi gran amigo Antonio B. S.

Los negocios de coaching son fuertes porque los clientes invierten en algo de cuyo retorno no tienen ninguna duda: Ellos mismos.

A continuación te invitamos a reflexionar sobre 6 puntos que te pueden ayudar a saber si el coaching podría ser tu próxima carrera:

  1. Generalmente la gente te pide consejo y tienes un efecto positivo sobre ella.
  2. Valoras el crecimiento personal y buscas una carrera en la puedas utilizar y seguir desarrollando tus fortalezas.
  3. Ves un gran potencial en la gente y te resulta frustrante cuando no lo utilizan.
  4. Prestas atención a tus relaciones fuertes y equilibras tu vida con otros intereses, incluyendo tu bienestar tanto en la salud como en la carrera profesional.
  5. No tienes miedo del trabajo duro que es necesario realizar para proporcionarte mayor libertad personal y financiera.
  6. Sabes que tienes un “don” –y quieres compartirlo para ayudarte y ayudar a otros a vivir una vida más plena y poderosa.

¿Crees que el coaching tiene algún tipo de semejanza con el mentoring?

¿Te parece que el coaching debería ser una técnica complementaria a utilizar de manera habitual en la transferencia de conocimiento?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest