Casas “age-friendly” para los Baby Boomers.

Casas “age-friendly” para los Baby Boomers.

Adaptar nuestras casas para seguir viviendo en ellas será la tendencia en vivienda de una gran parte de Baby boomers

Los senior hemos visto y estamos hoy viendo la inmensa lucha que están batallando nuestros padres por mantener su independencia y continuar viviendo en sus propias casas y esta visión nos está haciendo conscientes de los resultados de la falta de planificación en este sentido.

Parece que la tendencia en nuestra generación es continuar viviendo en nuestras casas a medida que vamos cumpliendo años. Mantener nuestro hogar y vivir en el entorno en el que hemos pasado tanto tiempo, el lugar donde hemos cultivado un gran número de relaciones y en el que nos sentimos cómodos y conocemos bien es uno de los mayores deseos de los Baby Boomers.

Pero la realidad es que poco a poco nos vamos haciendo conscientes de que nuestros deseos entran en conflicto con la escasez de recursos de muchas casas para acomodar a las personas de más edad, especialmente para una generación que ha cambiado de estilo de vida, abandonando las pequeñas casas en el casco urbano en beneficio de viviendas más grandes, como adosados y chalets, alrededor de las ciudades.


La oleada de jubilaciones que se producirá entre los baby boomers en los próximos años tendrá un fuerte impacto sobre el mercado inmobiliario ya que sólo una minoría de las casas que hoy ocupamos dispone de la infraestructura necesaria para dar respuesta a las necesidades que conlleva la edad, hecho que desencadenará un importante crecimiento de todos los negocios vinculados con las reformas.

Evitar las soluciones improvisadas o gastar todos nuestros ahorros en personal que nos ayude a deambular por nuestro domicilio pasa por adelantarnos al futuro y observar si nuestros hogares cumplen los requisitos mínimos que nos permitirán seguir viviendo en ellos.

Hay algunos importantes requisitos de “diseño universal” que hemos de tener cuenta al considerar si nuestros hogares son realmente “age-friendly”. Pensar en ellos nos permitirá anticiparnos y realizar los cambios necesarios antes de que nuestras necesidades se conviertan en un problema y nos lleven a tomar decisiones precipitadas:

  • Evitar escaleras en los portales o entradas a la vivienda (rampas).
  • Eliminar la necesidad de usar escaleras en el interior (una sola planta).
  • Interruptores y enchufes accesibles a cualquier altura.
  • Recibidores y puertas con anchura suficiente para andadores y sillas de ruedas.
  • Suelos no deslizantes para evitar el riesgo de caídas que aumenta con la edad.
  • Intenta que haya encimeras a distintas alturas. Esto te permitiría sentarte mientras cocinas.
  • Aumenta la cantidad de luz, tanto el área de trabajo como en el resto de la casa.
  • Asegúrate de que los inodoros están  a la altura correcta.  La altura correcta va de 17 a 19  pulgadas desde el suelo. Unas pocas pulgadas extra pueden ayudar a reducir la tensión en la espalda y en las rodillas al sentarse y levantarse.
  • Pon barandillas en la ducha si estás renovando los baños o, al menos, considera dónde las pondrás en el caso de que sea necesario.
  • Si puedes permitírtelo, instala control remoto para las persianas y cortinas, así como para las luces.
  • Deja espacio para que las puertas puedan abrirse completamente ya que facilitará el paso y su apertura será más cómoda.
  • Asegúrate de que la ducha es accesible.











Tanto si nos planteamos comprar una casa, como construirla o continuar viviendo en la que hoy habitamos, es importante pensar que “EL DISEÑO SI IMPORTA” y que las cosas se hacen para y por algo.  Y nuestras decisiones han de tener sentido, no sólo para el presente sino también para el futuro que poco a poco va asomándose a la puerta.

Si nuestra idea es permanecer en nuestro hogar hasta el final de nuestra vida, es el momento de pensar en cómo lograremos hacerlo posible y de planificar los cambios que lograrán que nos siga proporcionando el confort que nos ha venido proporcionando hasta este momento.


¿Crees que podrás seguir viviendo en tu casa sin necesidad de adaptarla, es decir, piensas que tu casa ya es “age-friendly”?

¿Parece que la intención de la inmensa mayoría de los Baby Boomers es continuar viviendo en nuestras casas hasta el final de nuestra vida, piensas que deberían impulsarse otras opciones que fueran igualmente atractivas?

Vivienda: Segunda Edad, pensando en el futuro

Vivienda: Segunda Edad, pensando en el futuro

Senior Bumers: El momento de planificar nuestro futuro y nuestra vivienda.


¿Dejar mi casa?… ¡Pues si es para mejorar!

Nuestro hogar siempre está donde estamos más cómodos
En casa hasta el final: Otro mito que estamos rompiendo los Senior Bumers

          La Segunda Edad nos brinda la oportunidad y a la vez nos obliga a plantearnos, en base a nuestras circunstancias, experiencia y mayor conocimiento tanto del mundo como de nosotros mismos, la manera en la que queremos vivir el resto de nuestra vida.



           Ser capaces de conservar la autonomía necesaria para mantener la calidad vida, socializarnos y poder seguir tomando decisiones sobre los temas que nos afectan se convierte en una prioridad y la principal aspiración a medida que vamos siendo conscientes del paso del tiempo.


          La vivienda es uno de los epicentros de nuestro estilo de vida, a la que condiciona irremisiblemente, de modo que “dónde viviremos” se convierte en una de las más importantes decisiones que habremos de tomar al afrontar nuestro futuro.

 


“Yo de mi casa no me muevo”: Adiós al mito.


      Ha caducado el modelo en el que eran nuestros hijos quienes nos recogían en sus casas y cuidaban de nosotros hasta el final. Tampoco nos resulta válida la opción de la residencia en el sentido tradicional y la realidad es que pensar en esta opción suele provocar “un nudo en el estómago”.  Los Senior Boomers tenemos que enfrentarnos a una realidad diferente y mucho más emocionante.



          Ahora, con tiempo suficiente para propiciar los cambios que permitan crear un contexto atractivo, es el momento de revisar las opciones y promover nuevas e interesantes iniciativas.


La vivienda: Un mito que romperán los Senior bumers

          Las innovaciones tecnológicas permiten continuar en la propia vivienda durante mucho más tiempo y, sin duda ninguna y aunque ya existen algunas opciones muy interesantes en este sentido, han de surgir multitud de proyectos de todo tipo que ofrezcan servicios a domicilio y especialistas en su adaptación a las circunstancias particulares, evitando el desplazamiento cuando éste no sea posible.


       Pero la realidad es que actualmente están surgiendo nuevas alternativas que  van contra el prejuicio de suponer que somos independientes porque seguimos viviendo en nuestra casa, una idea muy limitante que puede producir aislamiento y menguar nuestra calidad de vida por un simple problema de movilidad.



¿Has pensado en la posibilidad de tener que dejar tu casa con los años? ¿Existe algún motivo que pudiese acelerar esta decisión?

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest