Entre “matar el tiempo” y “vivir el tiempo libre”.


Apostar por el “buen ocio” es imprescindible en la Segunda Mitad de la vida.

Nada comparable a la autosatisfacción que pruduce el buen uso del tiempo libre: Alternativas


sillas con tazas de café

          Habitualmente entendemos el ocio como el tiempo libre del que disponemos sin ninguna actividad obligatoria.


             La Segunda Edad es el momento de reconsiderar el uso del tiempo libre y de planificar, en la medida de lo posible, actividades satisfactorias que tengan continuidad y a las que nos podamos dedicar más intensamente una vez finalizada nuestra etapa laboral, evitando el paso a situaciones de pasividad y dando lugar a pequeños o grandes cambios positivos que nos permitan seguir creciendo y mejorar la vida en algún aspecto.

          Los gustos, intereses y aficiones  responden a los deseos personales y sociales pero la realidad es  que sólo una escasa minoría ha cultivado las habilidades que  llevan a utilizar de forma positiva el tiempo libre. Para estas personas el cambio producido por la edad no será significativo y simplemente seguirán disfrutando de los efectos positivos del buen ocio.

          Apostar por el camino que más se ajusta a nuestra personalidad y conseguir una experiencia satisfactoria exige entender correctamente el ocio y conocer sus diferencias.

          A nivel general, se podría decir que existen 3 tipos de ocio pero no todos son capaces de proporcionarnos el mismo grado de realización, sentido y motivación.



          El ocio recreativo es el que está basado en la idea de descanso y se apoya en el consumo y la diversión.

          El ocio solidario es el que se basa en la acción voluntaria que nos impulsa a utilizar nuestra experiencia, dones y recursos en acciones que contribuyen a mejorar nuestro entorno y el mundo en que vivimos.  El ocio solidario nos permite seguir siendo útiles y nos proporciona la autorrealización más profunda.


          El ocio creativo se basa en el interés por aprender y en la utilización de nuestro tiempo libre para acumular nuevas destrezas y conocimientos.


          Es esencial comprender la importancia que el ocio cobra en nuestras vidas como vía de socialización y desarrollo personal y promover contextos sociales que favorezcan y faciliten su realización.


¿Has previsto cómo utilizarás tu tiempo libre cuando tu vida laboral cese o disminuya?

¿Tienes aficiones a las que deseas seguir dedicándote con mayor intensidad?

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

senior bumers

Suscríbete

Recibirás nuestras Newsletters y últimas noticias

You have Successfully Subscribed!