Si la tristeza se ha cruzado contigo en estas fechas:  ¡No tienes que disimular!

En medio de frenéticas campañas de publicidad, la enorme presión de comprar regalos y la constancia de los villancicos, las navidades pueden ser un momento especialmente duro si padeces una depresión o echas de menos a algún ser querido.

El contraste entre el “ideal” de las vacaciones y cómo nos sentimos realmente por dentro puede ser enorme, haciendo que nuestra pena o sentimientos de dolor sean más pronunciados. Es la depresión navideña.


¿Depresión navideña para recibir el nuevo año?

Parece que nos sentimos culpables si no logramos alcanzar el nivel de alegría, buen humor y entusiasmo estándar para esta época del año. Y las expectativas de felicidad y dicha son altas y así lo evidencian todas las tarjetas que recibimos. De hecho, los deseos que reflejamos en nuestras felicitaciones de navidad no són: “Ten una buena Navidad” o “Que esté bien el próximo año”. La realidad es que el mensaje que recibimos y enviamos es del tipo: “Que sea la mejor Navidad de tu vida” o “Que en el próximo año se cumplan todos tus deseos”…etc.

Para las personas que tienen niños en casa y todavía se encuentran lejos de la jubilación, la Navidad es un momento agotador de tremenda actividad.  Pero no es así para todos.

El reto para muchos es afrontar la soledad que en muchos casos se da como resultado de la lejanía de algunos importantes miembros de la familia y de la ausencia de amigos. De hecho, a medida que vamos cumpliendo años, es más frecuente escuchar “no tengo ningunas ganas de que llegue la Navidad este año” o “que ganas tengo de que pasen estas fechas”.  El sentimiento de soledad se agrava en Navidad y es uno de los síntomas evidentes de la depresión navideña.



Los días más cortos también alimentan sentimientos de tristeza, desesperanza o inutilidad que en ocasiones nos llevan a perder el interés en cosas con las que solíamos disfrutar, a dormir demasiado o demasiado poco, a tener problemas para concentrarnos, sentir que tenemos poca energía o percibir cambios en nuestro apetito o peso e incluso llegar a tener pensamientos de muerte o suicidio.

En cualquier caso siempre es importante distinguir entre un desorden afectivo estacional, o tristeza pasajera de una verdadera depresión navideña que siempre requiere ayuda médica y tratamiento.




Hacer menos difíciles estas fiestas y evitar la depresión navideñas puede depender de tomar nota de algunos consejos:


Receta para sobrevivir a la Navidad si eres tú quien padece la depresión navideña:

  1. Descansa mucho: Cuando cuidas tu cuerpo, te sientes mejor.
  2. Trata de que tus expectativas sobre estas fiestas sean modestas: Esto puede ayudarte a prevenir sentimientos de decepción o abandono.
  3. Se consciente y reconoce que es normal sentirse triste y solo: No tienes que intentar sentirte ni alcanzar las expectativas de los demás.
  4. Pasa tiempo con amigos y gente con cuya compañía disfrutas. Haz cosas que “quieres y te apetece hacer”, no sólo cosas que “tienes que hacer”.
  5. Está muy bien decir “NO” a veces: Cargarte de obligaciones y comprometerte con demasiadas actividades sólo puede hacerte sentir peor.

Si es una persona de tu entorno quien padece los síntomas de una depresión navideña, aquí te dejamos algunos consejos sobre lo que tú podrías hacer para mejorar su estado de ánimo:

  1. Pídele que haga cosas contigo, como ir a dar un paseo o al cine. No pasa nada si te dice que no pero vuelve a pedírselo en el futuro.

  2. Pregúntate a ti mismo cómo podrías “echarle un cable”: Quizás la respuesta sea mucho más sencilla de lo que parece a primera vista.
  3. Cuando hables con esa persona, intenta que el tema de conversación le traiga buenos recuerdos: Esto podría ayudarle a sentirse parte de la celebración.
  4. Escúchale cuando quiera hablar: No trates de cortar la conversación cuando tehable de sus sentimientos de tristeza, por el contrario, acéptalos.


¿Crees que la Navidad es la causa del sentimiento de tristeza de estas fechas o que sólo acentúa la tristeza que ya estaba en uno mismo?

¿No piensas que en  ocasiones nos vemos forzados a demostrar una alegría que no sentimos y a esconder el sentimiento de tristeza que nos provoca la Navidad?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

senior bumers

Suscríbete

Recibirás nuestras Newsletters y últimas noticias

You have Successfully Subscribed!